Las tazas mágicas son de distintos colores. Cuando las llenas con un líquido caliente cambia de color la taza. Puedes estampar un diseño en la taza cuando está fría, y hacer otro diseño que estará escondido y solo lo verás cuando la taza esté caliente.